02 febrero 2008

Delfín hasta el fin!!! … >.<’ Bueno, nos invitarán a ese final ¿no?

Antes que nada Feliz Día del Pisco Sour…

La otra noche que posteé sobre Laura desperdigué ahí cierto videíto, el de La Tigresa del Oriente… pobre señora mostrando sus vergüenzas y enseñándonos que para la poca vergüenza nunca hay demasiada edad, así como también la sinvergüencería de aquellos poco recatados y poco talentosos bailarines (de ambos sexos, imagino que alguno de ellos debe de estar en algún punto intermedio)… Bueno, hace tiempo traté de escribir un post sobre la Tigresa cuando ella apareció hablando piedras en el programa de Baily (recuerdan su contrato con la Warner) pero pasó el tiempo y tenía cosas que estudiar así que lo dejé de lado… claro, tampoco es que tuviera un montón de cosas que publicar sobre la señora sino cositas puntuales: el bailarín cojonudo, la tipa zoofílica arrimándosele al pobre caballo, la otra tipa – o era la misma – que aparece en los primeros minutos mostrándonos su trasero (escena que me traumatizó, les seré honesto), niños apareciendo sin sentido en varias escenas y otros… muchos otros…

Sin embargo, lo que me motivó a escribir este post fue que tiempo atrás había leído también de otro bicho raro… increíblemente más extraño que la Tigresa… un ecuatoriano llamado Delfín y apellidado Quishpe… caray… que feo apellido (y nombre también, sino que el apellido opaca lo horrible del nombre) que - corazón de oro de este tipo (>.<) – le dedicó una canción a las víctimas del WTC (World Trade Center, para los letrados)… ¿De qué se puede rajar en esta canción? Francamente de todo… para empezar, escuchen esa vocecita que dice "El martes 11 de Setiembre de 2001, siendo las ocho y cuarentaiseis de la mañana…" tremendamente espeluznante ¿no creen?... y luego aparte de sus movimientos exagerados de manos cual actor peruano de tele (también cine pero ahí algunos se salvan… dos personas que no diré su nombre pero que son bastante mayores) hace unos gestos por demás efusivos señalando a las torres en el que pareciera estar feliz del atentado… Hagan un esfuerzo de imaginación e imagínenselo gritando alguna cosa en árabe o tal vez llamando a la Jihad… sus movimientos quedan exactos!!! Si yo fuera gringo me moriría de miedo del enano ese que me señala tanto las torres destruídas en un aparente acto de felicidad… esquizofrénico…

Luego, traten de hacer caso omiso a su belle canto y mírenle la ropa (sí, dice Delfín)… bueno, ya no sigo que me está quedando muy largo el post para ser sábado…

Aquí el video:





1 comentario:

pablo dijo...

que buena¡