17 junio 2008

Violencia en Moquegua: ¿Y dónde está el policía?.. Remake moqueguano

Caracho, no sabía que la gente moqueguana era tan jodida aguerrida al momento de hacer valer - lo que consideran - sus derechos... Bueno, una cosa es libertad de expresión (en esta nuestra dizque democracia deliberativa)  y otra son pues situaciones tremendamente negativas; tales como linchamientos... pero cositas como ésta:

(RPP) Unos 60 policías continúan retenidos, entre ellos el jefe de la XI Dirección Territorial PNP Alberto Jordán, por pobladores de la región Moquegua (sur) que acatan una huelga indefinida en reclamo de una mejor distribución del canon minero. (www.rpp.com.pe)

Mi primera reacción mientras manejaba mi auto hacia la universidad - imagínense qué chico más preocupado por la realidad que escuchaba RPP mientras maneja ¿no? - fue de que esto era mentira... o sea aquellos (los policías) que deberían proteger y asegurar el orden dentro de la sociedad y sobretodo proteger las libertades en situaciones como éstas fueron los primeros en caer ante la huelga... me pareció bastante irrisorio... y lo peor era que ni siquiera los han dejado rendirse cual prisioneros de guerra; sino que los tienen secuestrados... Para mi corta vida es ultra gracioso pensar que un policía puede ser secuestrado... pero bueno... c'est Le Pérou

Arriba les dejo un videíto que ilustra demasiado bien lo que sucedió ayer en Moquegua (que belleza de gente, hasta me han dado ganas de ir a hacer turismo por allende)... está bien que la gente se exprese y todo lo idiota que quieran ser pero no está bien atacar y malherir a policías que sólo cumplen su deber de proteger y velar por el orden de la sociedad. Espero algún comentario sobre el presente.

4 comentarios:

Hugo Muller Solon, Abogado, Ex - Defensor del Policia, fundador de la "Policia Comunitaria" en el PERU. dijo...

Hugo Muller - Abogado - Ex - Defensor del Policia; dice:
Relevado en el cargo, criticado por el mismo Presidente de la República, Ministro del Interior y el Director General de la Policía Nacional del Perú; el General PNP Jordán Brignole con todo derecho podría expresar al igual que Hamlet: “Ser o no ser, esa es la cuestión”

El temor de ser en el lugar de los hechos, es que el General PNP Alberto Jordán Brignole no podía negar ni renunciar en ningún momento a su condición de Oficial de Policía formado en la doctrina de la Guardia Civil del Perú, en donde le inculcaron que el Policía es garante de los derechos y libertades de los ciudadanos, responsable de proteger a las personas y el entorno que las rodea, en particular a los mas débiles y que debe discurrir su vida transmitiendo a la sociedad valores de comportamiento y actitudes de ayuda a los demás. En su etapa de formación y en sus primeros años de servicio, el General Jordán aprendió y puso en práctica que el uso de la persuasión antes que la fuerza era su primera arma frente a los conflictos. Frente a esa actitud de ser y de estar al frente de una gran responsabilidad funcional, estaba el temor de ser del Gobierno y del propio Comando de la Policía Nacional que consideraban la necesidad inmediata de vencer la resistencia de los pobladores que mantenían bloqueada la Panamericana Sur a la altura del Puente Montalvo, reprimiendo la actitud desafiante de los pobladores, para recuperar el orden público, aún por encima de las propias decisiones de quien en el lugar de los hechos tenía la gran responsabilidad de determinar la estrategia mas conveniente al momento que se vivía.

El temor de no ser, no aceptado por las convicciones del General Jordán, consistía en tener que obedecer órdenes que podrían generar un elevado costo social, al atentar contra el mejor capital que tenemos los seres humanos: la vida; no solamente de los Policías bajo su mando, sino de la población en general. Lo esperado hubiera sido que se limitara a cumplir esas órdenes, mientras otros metían la cabeza como el caracol en su coraza para no escuchar, no ver ni sentir nada, y dejar que las cosas sucedieran, sabiendo que al final hay un responsable si los resultados no eran los previstos. "No es estar sentado en un escritorio en Lima y desde ahí señalar las cosas. Estoy orgulloso de esta operación porque no tuvo un costo social" ; dijo el General Jordán. El General PNP Jordán Brignole venció el temor de no ser, prefirió optar por el diálogo, por la persuasión, descartando la represión como medida inmediata sin embargo sus decisiones no se respetaron; en tanto después de los hechos y de manera valiente dijo: "Yo era responsable de todas las operaciones. Hubo una llamada de Lima, y el coronel Vidal (Clever Vidal Vásquez), jefe de la DINOES, hizo uso del gas lacrimógeno sin mi autorización"
El temor de no ser consiste entre otras cosas en dejar de ser lo que uno es por convicción, o como en el caso del General Jordán morir también asesinado porque el poder no perdona o morir de viejo vencido, vacío y sin conciencia cuando tenemos temor de enfrentar nuestras dudas.

Pues bien. El General PNP Alberto Jordán Brignole, lo decidió, prefirió morir por ser a morir por no ser en aplicación y defensa de sus propias convicciones, lejos de querer aparecer como mártir o como un “valiente policía” enamorado de la muerte, como seguramente les hubiera gustado a muchos. Sin embargo la actitud del General Jordán, no estaba para nada alejada de la actual doctrina policial, puesto que supo utilizar tanto la Estrategia Policía Profesional como la Estrategia Policía – Comunidad, haciendo uso de los recursos tecnológicos y humanos para establecer el orden en la comunidad mediante un acercamiento táctico a la ciudadanía.

Al General Jordán le gusta la vida como a todos nosotros. Pero como todo hombre íntegro formado en una doctrina policial humanista y de servicio a la comunidad, sabe que a vivir lo que le queda de ella, sin luchar, sin conciencia, sin practicas solidarias y sin respetar los derechos fundamentales de las personas, es preferible morir por una bala que morir de tristeza existencial al ver las consecuencias que hubiera significado una equivocada decisión suya; o, no hacer nada por cambiar su presente y su futuro. Quiero terminar estas reflexiones con una frase muy sencilla del Abogado colombiano Eduardo Umaña Mendoza – al margen de su ideología - defensor de los derechos humanos que cayó asesinado por las balas de los sicarios, quien dijo antes de morir tal como reza su epitafio "Es preferible morir por algo que vivir por nada”. Algo parecido con la frase acuñada por las Unidades de Paracaidismo de las Fuerzas Armadas Españolas y por la Unidad Elite Contrasubversiva creada en tiempos de la Guardia Civil del Perú “Los Sinchis”: “Solo merece vivir quien por un noble ideal esta dispuesto a morir”.

Finalmente, Hamlet le diría a su mejor y único amigo: “...Horacio, muerto soy. Tú vives. Cuenta La verdad sobre mí y sobre mis hechos a los no satisfechos...” . No sabemos finalmente cual irá a ser el destino institucional al final del camino para el General PNP Alberto Jordán Brignole ni sus decisiones personales, pero desde estas líneas, un saludo a este gran hombre, profesional de Policía de vocación, ejemplo de madurez, ejemplo de libertad por decir lo que piensa. Otros en su lugar hubieran preferido “Mejor no hablar mejor no decir”; pero el General Jordán ha hablado: El que no habla no se compromete, el que no habla no se muestra, el que no habla no arriesga.

Tomson dijo...

Un poco extenso el comentario pero no por eso deja de ser extremadamente interesante. Especialmente en cuanto se refiere a la defensa de la vida y de la libertad en conflicto con el mantenimiento del orden, decisión que estuvo en manos del general Jordán y que a mi parecer hizo lo más conveniente (evitar consecuencias dolorosas por decir menos), cosa que aparentemente no profesa el individuo que ahora es presidente y que castiga a quienes - a decir de él - no cumplen su deber (¿quería un Frontón 2?).
Siempre se debe recordar al aprismo que la democracia consiste en algo más que poseer el poder y decir que se sirve al necesitado.
Agradezco el comentario.

Yo...pasaba por aquí... dijo...

Um... me pregunto ¿Cómo reaccionaría Tom?, supongo que tendría una reacción totalmente alturada, diálogo y más diálogo, se aprecia que domina al lenguaje, de seguro y consiguiría resolver sus problemas en un mundo en donde todo se consigue con diálogo, además se aprecia también que ha tenido la suerte de tener una buena educación... si, su modo de proceder sería muy civilizado, total, estamos en el siglo XXI, no sería capaz de levantar la mano a un orden de la ley que golpea a una anciana indefensa, no.. total él cumple su deber...que va.. él nunca utilizaría la fuerza física para resolver sus problemas porque sería un medio salvaje, troglodítico, cómico, esas cositas que se ven por acá... además está consciente de que en el momento que uno se siente agredido aunque sea por justa razón lo mejor es contener esos impulsos porque luego hará uso de su poderosa arma que es el lenguaje y el diálogo... si con eso será capaz de conseguir todo, superar la indeferencia, la injusticia, etc y etc... definitivamente hay gente civilizada en este mundo...uuuu

Tomson dijo...

Gracias por el comment, el ultimo lo elimine porque se repitio...
jejeje